El cuidado post-episiotomía y el tratamiento del dolor perineal I

Introducción a las consecuencias, tras el embarazo, de una episiotomía / desgarro.

Si has llegado hasta mi blog, seguramente es porque eres un profesional del sector, o una mujer preocupada por su recuperación postparto.

Mi intención con esta serie de artículos sobre el dolor postparto es que cada mujer tenga toda la información necesaria para conocer y profundizar en las causas y consecuencias de su parto, y, en caso de necesitarlo, buscar la ayuda correcta para recuperar su cuerpo, su movilidad, su equilibrio.

La obstetricia ha dando grandes e innegables pasos para facilitar el embarazo y el parto para las mujeres, desgraciadamente, el dolor perineal después del parto, sigue siendo un gran olvidado en España.

Diferentes estudios realizados desde 1994  a 2012, en distintas partes del mundo por reputados profesionales demuestran que:

  • Al menos el 37% de las mujeres sufrieron dolor de moderado a severo en las 72 horas posteriores al parto (Australia)
  • Tres meses después del parto un desgarro del perineo es menos importante y grave que una episiotomía, y además menos doloroso. (Klein MC)
  • El dolor perineal es más frecuentes tras lesiones más importantes y grandes como la episiotomía (AJ MacArthur).
  • Existe más dolor perineal tras una episiotomía o un desgarro profundo, que con un desgarro mucocutáneo (aunque éste requiere una especial atención por si hubiera desgarros no visibles bajo la piel) (Rogers RG).

 

Consecuencias de un desgarro al dar a luz

Los desgarros pueden afectar al tendón central, al elevador del ano y /o al esfínter. El diagnóstico se completa con un examen digital del recto, ya que estos desgarros musculares pueden alterar el tono del perineo y causar prolapso, incontinencia urinaria o incontinencia anal.

Por otro lado, también pueden verse dañados los nervios con un perineo “intacto”. El nervio pudendo y sus ramificaciones pueden verse estirados o comprimidos durante el parto y ser la causa del llamado dolor neuropático. Además, incluso en la ausencia de lesiones durante el parto, el perineo puede sufrir un hematoma o hemorroides, que provocará dolor en la mujer.

La intensidad del dolor tiene relación directa con la gravedad de la lesión perineal.

Las causas y consecuencias del dolor postparto son complejos, pero toda la información es necesaria para generar un buen diagnóstico y ayudar en el proceso de curación y recuperación.

Es importante para nosotras reforzar nuestro propio criterio, no resignarnos a una información sesgada y generalista de nuestra situación, no aceptar que ninguneen nuestros síntomas y buscar al profesional que más profundice en lo que nos sucede para ayudarnos.

Más dudas, podéis consultarme a través de Twitter (@CalderaBrea) o en privado a través de mi fanpage (www.facebook.com/CuidaTuSonrisaVertical)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>